Si la corrupción grita es porque avanzamos

Los concejales de la UDI en Recoleta, han recurrido ante el tribunal electoral solicitando mi destitución por supuesto “notable abandono de deberes” y “faltas graves a la Probidad”.

Sus falsas acusaciones se refieren a cuatro temas que demuestran que cuando se combate la corrupción y se pone en jaque los intereses de los poderosos aliados de la derecha, hay que estar preparados para enfrentar la guerra sucia de quienes instalaron la cultura de la corrupción y que hoy intentan amedrentarnos para que no sigamos tomando las decisiones que apuntan a desmantelarla.

Respecto del primer tema al que se refiere la acción judicial y que corresponde a la entrega de una subvención municipal a una organización comunitaria de la que fui Presidente hasta junio del 2012, es importante destacar que el Centro de Desarrollo Social y Cultural “La Chimba” no tiene fines de lucro y entre los años 2003 y 2012, recibió más de 45 Millones de pesos en subvenciones y convenios con la ilustre Municipalidad de Recoleta, en virtud de la encomiable labor que realiza desde su nacimiento.

Este Centro ha atendido a más de dos mil jóvenes de los sectores más vulnerables de nuestra comuna y a numerosos dirigentes sociales, vecinos y vecinas, entregándoles preuniversitarios populares gratuitos a los primeros y capacitación y asesoría profesional del más alto nivel a los segundos.

Por lo mismo, llama la atención que luego de haber dado su apoyo a dicho proyecto durante los 12 años que estuvieron al mando de la Municipalidad, hoy pretendan que ésta, bajo nuestra administración, deje de hacerlo, sobretodo si consideramos que solo beneficia a nuestra comunidad y nadie en el Centro Cultural referido obtiene algún tipo de utilidad.

También es importante destacar que las subvenciones no las aprueba el Alcalde, sino el Concejo Municipal por mayoría simple y que respecto de la subvención referida, fue aprobada por seis votos a favor, entre los cuales se cuenta el voto de uno de los concejales de la UDI que hace la presentación, y tres abstenciones entre las que destacan la del recurrido.

Ahora bien, efectivamente la solicitud de subvención, al igual que todas las que se han solicitado y se seguirán haciendo en el futuro, fue presentada por el Alcalde, ya que en el ordenamiento jurídico de nuestro país la iniciativa en materias de administración municipal, la tiene exclusivamente el Alcalde, por lo que no puede ser presentada al Concejo de ninguna otra forma y no presentarla sería caer en una arbitrariedad y no respetar la igualdad ante la ley.Así de simple.

Respecto del segundo tema, se pretende tender un manto de duda sobre la legitimidad de invitar a profesionales con los que he trabajado por varios años, en una consultora de mi propiedad y en otros espacios profesionales, y que han asesorado a más de 50 Alcaldes de todos los colores políticos, para aportar en Recoleta con su valiosa experiencia, bajo la fórmula de prestación de servicios profesionales, desarrollando procesos participativos absolutamente inéditos para actualizar los instrumentos de gestión que en tiempos de la UDI se construían entre cuatro paredes y a espaldas de nuestra comunidad.

Es importante destacar que nuestro ordenamiento jurídico resguarda el derecho de todo profesional liberal a prestar servicios en varios lugares a la vez, cuando no hay dependencia ni subordinación, por lo que no se entiende si las acusaciones buscan enlodar a profesionales respetables, sólo por colaborar con nuestra gestión o tender un manto de distracción para ocultar los significativos avances que hemos logrado en nuestro primer año de gestión.

Sobre la supuesta utilización de la Web del municipio para fines ajenos a los institucionales, es importante aclarar que lo que le molesta a los concejales requirentes es que en el uso de mi legitimo derecho a la libertad de expresión, haya escrito columnas de opinión haciendo responsable a algunos dirigentes, militantes y ex militantes de la UDI de las innumerables irregularidades detectadas en nuestra Municipalidad durante las administraciones que lideró uno de sus más emblemáticos Alcaldes, a los que nunca los concejales de la UDI le hicieron ninguna presentación ni fiscalización y que no compartimos el juicio del Contralor en el sentido de que no debe extenderse la responsabilidad sobre las mismas a los partidos a los que pertenecen los aludidos, porque eso sería utilizar, con fines políticos, los bienes municipales.

Por último, la acusación acerca del retraso de 4 días en la presentación de mi declaración de intereses, sólo puedo decir que esto fue un error debido a mi falta de experiencia como autoridad, ya que siempre he estado en el mundo social, pero que difícilmente puede ser interpretado como una falta grave a la probidad y mucho menos un abandono notable a mis deberes como Alcalde de la comuna, pues el trámite se hizo con un retraso de 4 días, pero se cumplió.

Resulta evidente entonces que la acusación solo busca dañar la honra y amedrentarme, pues hemos desarrollado un combate firme y frontal contra todo atisbo de corrupción, develando una serie de irregularidades existentes en la Municipalidad, destituyendo a quienes actuaban al margen de la ley, atacando por vía judicial a los poderosos intereses existentes en nuestra comuna que han actuado al margen de la ley, amparados precisamente por quienes instalaron en la comuna la cultura de la corrupción y que hoy tratan de enlodarnos.

De hecho, debe dolerles demasiado que hayamos terminado con la hegemonía de la UDI por 12 años en esta comuna. Les duele que hayamos expulsado a Ceresita, a quien ellos permitían funcionar al margen de la ley, logrando una indemnización de más de 2,5 millones de dólares para el mejoramiento urbano de los barrios afectados por la contaminación de la misma, en un caso de estudio a nivel mundial como ejemplo de combate a la corrupción.

Les duele que hayamos logrado la condena de su director de Obras a 4 años de cárcel por corrupción y que hayamos destituido a su director de Patentes.

Les duele que estemos decomisando los casinos clandestinos que florecieron bajo su alero y les duele que hayamos pagado más del 40% de la deuda que nos dejaron, eliminando los sobresueldos y las horas extras que ellos pagaban sin ser trabajadas.

Les duele que estemos clausurando los locales que funcionaban al margen de la ley amparados por funcionarios y autoridades que entregaban patentes a actividades ilícitas y sobretodo les duele nuestro avance en el mejoramiento de la calidad de vida de los vecinos, a través de la pavimentación y el reverdecimiento de Recoleta.

Les duele también la mejora significativa de la educación y la salud pública que ellos trataron de destruir, como también el florecimiento del deporte y la cultura como muestra de lo que puede lograr nuestra comunidad, de la mano de un proyecto emancipador.En síntesis, les duele que vivir mejor en Recoleta sea posible sin ellos y de eso nos sentimos orgullosos.

Con todo lo que hoy podemos mostrar y con el nombre que nuestra comuna se ha ganado en el concierto de las municipalidades chilenas, solo podemos entender esta acción comunicacional como una muestra más de la desesperación de quienes lo tuvieron todo y traicionaron la confianza de quienes creyeron en ellos y que pretenden amedrentarnos e inhibirnos de seguir haciendo lo justo y lo correcto, caiga quien caiga.

Pueden estar tranquilos nuestros amigos y aliados, pues no tenemos nada que temer.

Dejad que la derecha y la corrupción nos ataque porque cuando gritan sin razón… es porque avanzamos.