Asociación de farmacias populares tendrá droguería, pero también buscará entregar otras prestaciones de salud

Además de abastecer de fármacos a los recintos comunales, en la agrupación estiman que podrían avanzar hacia brindar atenciones dentales u oftalmológicas, entre otras.

En mayo se anunció la constitución de la Asociación Chilena de Municipalidades con Farmacias Populares (Achifarp), una agrupación que busca aglutinar a los municipios que, imitando la iniciativa de Recoleta, han instalado sus propias farmacias en las que ofrecen a sus vecinos medicamentos hasta 95% más baratos que si los compraran en las grandes cadenas.

asociación

El principal objetivo de Achifarp es juntar la demanda de fármacos que tengan las distintas comunas asociadas y comprar todo de una vez para obtener precios más convenientes, tanto dentro del país -principalmente a través de la Central de Abastecimiento del Sistema Nacional de Servicios de Salud (Cenabast)- como a laboratorios en el extranjero.

El alcalde de Recoleta y presidente de asociación, Daniel Jadue, cuenta que 54 municipios ya son miembros de la asociación y que actualmente “estamos en el proceso de obtener la personalidad jurídica, abrir las cuentas corrientes y todo lo que se necesita para operar en el mercado”.

Con ello, las farmacias populares unidas podrían ser consideradas la quinta cadena farmacéutica del país después de Salcobrand, Cruz Verde, Farmacias Ahumada y Farmacias del Doctor Simi.

Y para ello, dice Jadue, “estamos iniciando la solicitud para abrir la primera droguería”. Estos son recintos destinados a la importación, fraccionamiento, distribución y venta de fármacos a granel, con la capacidad de importar o adquirir productos farmacéuticos y alimentos de uso médico que abastecen las farmacias, que en este caso estarán abocados a las farmacias populares.

Ese será el primer paso, porque en la primera reunión del directorio de Achifarp celebrada a fines de junio, sus miembros acordaron que su quehacer no se debe acotar al abastecimiento de medicamentos. “Vienen cosas muy interesantes y disruptivas”, sostiene al respecto Jadue.

El vicepresidente de la asociación y alcalde de Puente Alto, Germán Codina, entrega más detalles y explica que “queremos que haya un amplio margen de trabajo, que permita incorporar la entrega de otras prestaciones de salud”.

asociación_2

Con ello, dice Codina, “no solo estamos pensando en venta de insumos, leches, alimentos especiales o pañales. También creemos que se puede avanzar en generar alianzas y explorar, por ejemplo, con prestaciones dentales, oftalmológicas u otras prestaciones de salud que la población más vulnerable y también la clase media tiene problemas para conseguirlas”.

De hecho, algunos municipios ya están dando pasos más allá. Recoleta no solo tiene una farmacia, sino también una óptica popular y la Municipalidad de Huechuraba instaló sillones dentales en sus colegios para atender a los estudiantes.

Para Jadue, la asociación y sus objetivos futuros “convierte de hecho a las administraciones locales en verdaderos gobiernos locales, que no hacemos política pensando en las limitaciones sino en creernos el cuento”.

Siguen sumando

Ya son al menos 60 las comunas que han inaugurado farmacias populares: 26 en la capital y 34 en el resto del país (ver infografía). Además, otra decena de municipios están tramitando las autorizaciones, alistando locales e inscribiendo a vecinos para abrir prontamente sus propios establecimientos.

Para ello, 55 municipalidades han hecho sus pedidos de medicamentos a Cenabast. En 49 casos los medicamentos están pronto a ser despachados, otros cinco recién iniciaron el proceso y uno (Casablanca) programó su compra para el próximo año.

Fuente: Emol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *