Farmacias comunales suman 300 mil inscritos y 36 mil recetas despachadas

Cerca de nueve meses han pasado desde que en Recoleta comenzara a operar la primera farmacia comunal. Con la intención de vender fármacos a costos más bajos para los vecinos, se dio pie a una iniciativa que, actualmente, ha sido replicada por otras 58 municipalidades a lo largo del país.

La idea se tornó masiva. Son 26 municipios en Santiago los que han abierto una de estas farmacias y 33 en regiones. Además, según datos recopilados por el Instituto de Salud Pública (ISP), y que fueron enviados en junio de forma voluntaria por las municipalidades, el total de inscritos llega a 306.711 y las recetas despachadas a 36.628 (ver infografía).

“Se ha llegado a muchas personas que antes adquirían medicamentos a precios muy altos, y hoy reciben un fármaco más barato y con las mismas condiciones de seguridad y eficacia”, explica Alex Figueroa, director del ISP.

farmacia

¿Cómo funcionan estas farmacias? La mayoría sólo pide que el beneficiario sea residente, sin importar el seguro de salud, y tener una receta que no tenga antigüedad mayor a seis meses. Operan de lunes a viernes, entre 9 y 17 ó 18 horas, con un químico farmacéutico encargado de recibir y despachar los medicamentos. La entrega también varía, dependiendo del remedio, ya que, aunque muchas cuentan con un stock propio, si el medicamento no se encuentra en él, debe ser comprado a la Central Nacional de Abastecimiento (Cenabast), la que les vende a precios más bajos, o directamente a los laboratorios.

Y no todos los proyectos, sin embargo, han sido una réplica exacta del modelo de Recoleta. Muchos han buscado adaptarse a la realidad de los vecinos. Por ejemplo, algunos incluyen, además de la venta de remedios, expendio de insumos médicos, leche para lactantes que sufren de alergias alimentarias o pañales para adultos. Otros trabajan con despacho a domicilio o convenios con asociaciones.

Ese es el caso de Independencia, donde la farmacia inaugurada en abril tiene beneficios para los miembros de la Agrupación de Padres y Niños Autistas (Panaut), que opera en la comuna. El alcalde, Gonzalo Durán (PS), sostiene que “ha sido muy valioso porque tenemos a este grupo cautivo con un nivel de consumo de medicamentos de alto costo, que puede encontrar una solución con la farmacia”.

Balance y problemas

Para el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue (PC), lo que ha experimentado el país es nuevo. “Creo que pocas veces en la historia de Chile uno puede plantear que haya surgido una política que se convierte en nacional y apoyada en todos los niveles”, manifiesta. Y añade que “ha significado un cambio de chip en los municipios, que han empezado a creer que podemos ser los gobiernos locales que pretendemos ser”.

El beneficio se ha notado, especialmente, en las comunas con más recetas entregadas. En Temuco, con 8.043 despachos desde que entrara en operación en marzo, el edil, Miguel Becker (RN), indica que “estamos muy satisfechos con lo que hemos logrado, tenemos más de cinco mil inscritos”. Agrega que está en estudio la posibilidad de despachar a domicilio.

Germán Codina (UDI), el primer alcalde de oposición en abrir una en Puente Alto, hizo un llamado a que se continúe ya que “estamos abriendo un nuevo horizonte para ayudar a muchos vecinos que no tienen la plata para comprar sus remedios”.

A pesar de los buenos resultados, y a que se han disminuido los problemas con los laboratorios, algunos alcaldes sostienen que sigue tratándose de una relación tensa. “Todavía estamos con dificultades en algunos medicamentos, del 100% de lo que pedimos sólo estamos consiguiendo la mitad”, explica Rubén Jorquera, autoridad de Coltauco, que en febrero inauguró su farmacia.

Una opinión compartida por Christian Vittori (DC), alcalde de Maipú: “La relación aún necesita de una regulación que permita abrir más las puertas. Ahora ha sido más por un tema de voluntad, pero necesita de una regulación más estable”.

Por lo mismo, uno de los trabajos que tendrá la Asociación Chilena de Municipalidades con Farmacias Comunales, que se formó en abril y pronto tendrá personalidad jurídica, es abrir una droguería y analizar la posibilidad de compras en el exterior.

Jadue señala que el desafío es “ir consolidando el modelo y que al final vaya siendo más natural”. Y pronostica que “llegaremos a las 100 farmacias antes de fin de año”.

Fuente: La Tercera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *