Condenan a pagar costas a concejales UDI por acusar a Daniel Jadue

El Tribunal Electoral Regional Metropolitana rechazó la acusación por notable abandono de deberes y faltas graves a la probidad en contra del alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, interpuesta por los concejales municipales de la Unión Demócrata Independiente (UDI) Ricardo Sáez, José Villarroel y María Inés Cabrera.

Los cargos interpuestos en contra del jefe comunal mantenían su sustento en haber adoptado “medidas administrativas arbitrales” respecto al proyecto inmobiliario “Conjunto Armónico Bellavista”, una vez determinado que la edificación posee una rampa de acceso de estacionamientos perteneciente a la Universidad San Sebastián y que fue construida de forma irregular en un espacio de bien de uso público sin los permisos  municipales.

06 NOVIEMBRE de 2015/SANTIAGO Alcalde Daniel Jadue habla sobre el funcionamiento de la “Farmacia Popular Ricardo Silva Soto” en Recoleta. esto durante la visita del Ministro Marcelo Díaz. FOTO:PABLO ROJAS MADARIAGA/AGENCIAUNO

Luego, y según los argumentos de los concejales de la UDI, la máxima autoridad comunal habría ocupado sus atribuciones de manera personal para la contratación de profesionales externos y no acudir a la asesoría jurídica municipal o bien apoyarse en el organismo del Consejo de Defensa del Estado para este litigio judicial.

No obstante, el Tribunal Electoral Regional determinó que esta acusación no tenía fundamentos.

Y explicó que la Municipalidad de Recoleta dio término al permiso concebido para la construcción de la rampa, usando sus atribuciones, por tratarse de un permiso precario que es susceptible de terminarse en cualquier momento, para lo cual también se tomó en cuenta que el ex director de Obras Municipales, Carlos Reyes, se encuentra confeso por cohecho en la entrega del permiso de edificación de dicho proyecto.

En cuanto a la contratación del estudio jurídico y en virtud de las atribuciones del Alcalde y luego de consultar al Consejo de Defensa del Estado para que asumiera la defensoría judicial a favor de la Municipalidad, se resolvió que el municipio no contaba con las capacidades técnicas necesarias y que se requería el apoyo de externos, tratándose de una decisión que contó con el apoyo del Concejo Municipal de esa comuna.

De hecho, el tribunal rechazó también esta acusación, argumentando que la contratación de abogados externos para que asumiera la defensa del municipio, contó con el respaldo del Concejo Municipal, por lo que no puede considerarse que se trate de una decisión de índole personal.

Este es el tercer triunfo judicial que obtiene el edil de Recoleta, quien ha sido requerido en variadas ocasiones por abandono de deberes, por parte de los concejales de la UDI.

Fuente: El Mostrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *