Womad: El Festival del Mundo nuevamente en Recoleta

Estamos muy contento de que, por cuarto año consecutivo, Recoleta sea anfitriona en este importante festival internacional, que ya es toda una tradición en nuestra oferta cultural.

Womad, “El Festival del Mundo”, es un pequeño espacio sin fronteras, donde se conjugará la riqueza artística de diferentes culturas, pero con un mismo idioma, el de la música. Womad grafica la multiplicidad de colores, de idiomas, de gustos y de costumbres presentes en la genética de todas las naciones del planeta, incluido Chile.

Recoleta es la capital intercomunal por excelencia y este festival tiene que ver con aquello, pues en nuestras calles conviven personas que provienen de variados países y continentes, quienes han ido ganando espacios en la cotidianeidad con sus aportes gastronómicos, artísticos, comerciales y también de costumbres que van enriqueciendo nuestras relaciones.

Nuestra comuna le ha abierto las puertas a la diversidad y estamos avanzando en ampliar la mirada en nuestras escuelas municipales, en el deporte, en el desarrollo cultural, en los consultorios y en cada una de las acciones que la Municipalidad de Recoleta realiza.

Desde esta plataforma de música de todo el mundo y con talleres gratuitos para los asistentes, queremos, además, seguir contribuyendo a la valoración de la diversidad como fuente de riqueza y también rechazar cualquier resurgimiento racista y todo aquello que nos quiere separar como seres humanos. Los tres días del Festival Womad (16, 17 y 18 de febrero) responden a una prioridad política de nuestra gestión en materia de multiculturalidad.

Este festival internacional es una oportunidad para ir en familia, con los amigos, con los vecinos y vecinas, nadie puede quedarse abajo de este carro que se mueve con fuerza desde hace cuatro años, y que con el tiempo se va consolidando para nunca más desaparecer. Por segundo año este festival tiene entrada liberada, la que puedes descargar en el sitio www.womad.cl, por lo cual no hay excusas para no conocerlo y disfrtutarlo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *