Barraza: Plan de SP violenta a pueblos originarios

Ex ministro de Desarrollo Social cuestionó iniciativa de Gobierno para La Araucanía. Indicó que “es claramente un retroceso”.

Carlos Ugas. Periodista. Este sábado se realizó en Santiago un Encuentro de Comunistas Mapuche, para analizar la situación en La Araucanía pero, sobre todo, lo que ocurre con derechos y demandas del pueblo indígena y los desafíos y luchas que están por delante.

El Partido Comunista tenía entre sus tareas de esta fase la planificación de este encuentro donde, entre otras cosas, como manifestó Luis Catrileo, jefe nacional del programa “Chile indígena” de Conadi (Comisión Nacional de Pueblos Indígenas), promover y trabajar por la unidad del conjunto del pueblo mapuche y demás pueblos originarios, por un Estado plurinacional, el reconocimiento constitucional en nueva Carta Magna e impulsar otras demandas de los pueblos originarios.

Representantes de las regiones VIII, IX y X además de la Región Metropolitana, se dieron cita. Ahí se hizo análisis, se trazaron ideas y tareas, y se planteó el reimpulsar las luchas y labores de los comunistas mapuche.

La reunión, que contó con la presencia del secretario general del PC, Lautaro Carmona, y del ex ministro de Desarrollo Social, Marco Barraza, se produjo en los días que el Presidente, Sebastián Piñera, el ministro del Interior, Andrés Chadwick y el ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno, visitaron La Araucanía y presentaron un denominado “Acuerdo nacional” para la zona que, en opinión de los mapuche comunistas significó “echarle combustible al fuego”, sobre todo con las anunciadas modificaciones a la Ley Antiterrorista que acreciente condiciones de represión hacia los indígenas y métodos cuestionables para la acreditación de delitos.

Ante eso, Lautaro Carmona destaco que el Partido Comunista saldrá al paso con todas sus capacidades, con todos sus elementos de denuncia, ante la advertencia y amenaza que Piñera hizo a los pueblos originarios, particularmente al pueblo mapuche.

Agregó Carmona que el mandatario actúa como un patrón de fundo, como un sheriff y que, por ejemplo, lo vivido en la semana cuando imágenes mostraron cómo se violenta a mujeres mapuche que vendían hortalizas a la salida del mercado en Temuco, indican por dónde pretende encaminarse esta administración. Añadió el dirigente del PC que parece, lamentablemente, la esa tónica de un Gobierno que no comprende que la situación del pueblo mapuche requiere de una solución política, y no policial.

Sostuvo el secretario general del PC que es prepotente y arrogante que el propio Piñera diga que por ser Presidente de Chile, va a entrar en donde sea necesario. También cuestionó que SP reivindique la represión que están sufriendo las comunidades en conflicto. No es necesario, dijo, que un Presidente hable así. El Plan Araucanía, el llamado Acuerdo Nacional, es criminalizar aún más la lucha mapuche; “no puede seguirse homologando la lucha legítima del pueblo mapuche con el terrorismo”, enfatizo Lautaro Carmona.

Calificó la propuesta gubernamental como un retroceso en La Araucanía y que pone aún más tensa la ya delicada situación que se vive en la zona. “Los sectores democráticos del país no pueden avalar un acuerdo que otorga mayor discrecionalidad a las policías tan fuertemente cuestionadas hoy en día”.

Hubiera esperado, dijo Carmona, que el Gobierno se planteara resolver las demandas políticas y sociales de las comunidades y el conjunto del pueblo mapuche.

En tanto, el ex ministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza, quien lideró todo el proceso de participación indígena en el pasado Gobierno, dijo en un punto de prensa, que tiene la convicción de que el llamado Acuerdo Nacional por La Araucanía violenta a los pueblos originarios y es claramente un retroceso. Estas modificaciones, sostuvo, se alejan además de los estándares internacionales, del propio Convenio 169 de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) y de los avances logrados en la anterior administración en cuanto a políticas públicas inclusivas.

Llamar a este plan como “Marshall”, rememorando al plan de los Estados Unidos para la reconstrucción de parte de Europa tras la Segunda Guerra Mundial, es en sí mismo otro despropósito pues hace alusión a una zona de guerra dijo Barraza. “Sus anuncios son perjudiciales y de no cambiar acentuarán el conflicto y los niveles de represión y abuso en la zona” señaló Barraza. La demandas de autonomía política, devolución de territorios y reconocimiento deben ser lo primordial aseguró el ex ministro de Estado.

En el punto de prensa participaron, además, Tamara Torres, joven dirigente vinculada a la defensa de los derechos de los jóvenes mapuche y que trabaja en los equipos de apoyo a la machi Francisca Linconao y la también dirigente sindical y ex candidata a senadora del PC por la zona, Patricia Coñoman. El encuentro contó con cerca de medio centenar de asistentes y los próximos de prevén efectuar en la propia zona sur del país, dijeron los organizadores.

Fuente: ElSiglo.cl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *