Reactivan caso de cuerpos quemados en Colonia Dignidad

Ya no hay dudas de que integrantes de Colonia Dignidad, enclave dirigido por ex nazis liderados por Paul Schaefer y personajes de la ultraderecha chilena que apoyaron a la dictadura, quemaron cuerpos de detenidos desaparecidos después que fueron sacados de fosas donde los habían arrojado militares e integrantes de organismos represivos, tras asesinarlos.

Por investigaciones realizadas por científicos expertos y a instancias del juez Mario Carroza, se confirmó el hallazgo en Colonia Dignidad del sitio donde fueron quemados y hechos desaparecer víctimas de la represión de la dictadura.

El propósito de la acción criminal se produjo en el marco de la “Operación Televisores”, ordenada por Augusto Pinochet, para destruir los cuerpos de ejecutados políticos que estaban enterrados ilegal y secretamente en varios puntos del país, y así evadir las investigaciones judiciales.

De acuerdo a informaciones de prensa y de organismos de derechos humanos, se trataría de unos 20 cuerpos de detenidos desaparecidos que fueron incinerados en terrenos de Colonia Dignidad, con la participación de miembros de esa organización, ayudando a los militares y funcionarios civiles de la dictadura.

En las últimas indagaciones participaron los expertos Iván Cáceres y Kenneth Jensen, luego que el juez Carroza retomara el caso que, en su momento, hace varios años, llevara el ministro Jorge Zepeda.

Se trata de cuerpos de ejecutados que fueron desenterrados sobre todo de cerros de zonas suburbanas o rurales y llevados a Colonia Dignidad para quemarlos.

Un reporte de hace varios años de La Nación Domingo, se precisó que se trataría de 22 cuerpos de personas asesinadas por militares y agentes represivos y que fueron quemados con fósforo químico. El colono alemán Gerhard Mucke le informó de esto al juez Zepeda y en el medio de prensa se dijo que “en total, durante los dos meses tras el golpe militar, al interior de Dignidad fueron eliminados y sepultados ‘unos 20’ prisioneros recordó Mucke en el proceso judicial”.

Sobre la quema de detenidos desaparecidos, el alemán sostuvo que “tras desenterrar los cuerpos…fueron metidos en un saco bien amarrado, y luego puesto dentro de otro que tenía una sustancia que era fósforo y que quemaba fuertemente. Todos los cuerpos fueron quemados”.

En una declaración dada a conocer por la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos,  la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos, la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos de Talca y Coordinadora de Familiares de Detenidos Desaparecidos Región del Maule y por la Agrupación de ex presos Políticos de la Colonia Dignidad, se emplazó al ministro de Justicia, Hernán Larraín, “para que demuestre la vocación democrática y apego al Estado de Derecho que dice tener y, como titular del Ministerio de Justicia, cartera de la cual depende el presupuesto de la Subsecretaría de DDHH y del Programa de DDHH, disponga lo antes posible, los recursos para financiar la búsqueda de las fosas restantes y realizar las pericias científicas de los restos que han sido recolectados por los arqueólogos”.

En el comunicado se enfatizó: “Exigimos a los gobiernos de Chile y Alemania, que agilicen su colaboración, la cual se ha dilatado tanto en comisiones, cuyos procedimientos no conocemos, como en visitas de comitivas que no recogieron nuestras demandas ni propuestas”.

Las agrupaciones hicieron ver que “pese a nuestros insistentes solicitudes, no fuimos recibidos por la ahora  ex subsecretaria Lorena Fríes, ni por ningún otro funcionario en su representación, para informarnos lo que estaba sucediendo y calmar la legítima ansiedad de los familiares. Lo mismo ha sucedido con las actuales autoridades” y se especificó que la actual subsecretaria de Derechos Humanos, Lorena Recabarren, “fue invitada” a encuentros en relación a este dramático caso “pero se excusó de asistir y tampoco designó a nadie en su representación”.

La declaración, firmada por Lorena Pizarro, Alicia Lira, Myrna Troncoso y Luis Jaque, señaló en una de sus parte que “valoramos y apoyamos intensamente el trabajo realizado por el tribunal que encabeza el ministro en vista de la Corte de Apelaciones de Santiago, Mario Carroza, y el equipo científico que trabaja para determinar el destino final de nuestros amados detenidos desaparecidos”.

Asimismo se indicó que “el hallazgo del lugar donde ellos fueron vilmente quemados y reducidos a cenizas por los alemanes de la Colonia dignidad, si bien nos causa dolor y revive nuestro sufrimiento, nos trae una nueva luz de esperanza para conocer la verdad de lo que sucedió con nuestros familiares y que buscamos hace décadas”.

Fuente: ElSiglo.cl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *