Daniel Jadue, alcalde de Recoleta: “El pueblo tiene todo el derecho a defenderse de las fuerzas de orden”

Es viernes y es un ajetreado día para el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue (PC). La inauguración de la sexta versión en esa comuna del Festival Womad – creado hace 38 años por el cantautor británico Peter Gabriel bajo la consigna de luchar contra el racismo- lo apremia, pero no lo suficiente como para no sentarse a hablar de política, del proceso constituyente y del convulsionado marzo que muchos avizoran.

Estamos cerca de marzo, ¿qué cree que pasará con la crisis?

Chile sigue con mucha esperanza de ver que a partir de marzo se empiecen a materializar los cambios que hemos estado esperando por más de 30 años. Por lo tanto, no tengo susto por marzo, quizá puedan estar asustados los que aspiran a mantener el modelo.

Se dice que se puede incrementar la violencia en las calles durante ese mes.

Esto es una estrategia de algunos sectores de derecha, que aspiran a aumentar la represión, que quieren seguir con la tesis de que esto es un problema de orden público, de tal manera de generar más indignación y justificar el aumento de la represión y toda esta batería de leyes que criminalizan la protesta social.

Han planteado también que sectores de la izquierda no han condenado de manera enérgica la violencia…

Eso es falso. La izquierda ha condenado la violencia, el problema es que la izquierda no está dispuesta a hacer lo que quiere la derecha. Por ejemplo, el FPMR fue una acción de autodefensa de masa cuando en este país gobernaba la derecha con la dictadura militar y se hacía desaparecer personas. La derecha siempre acusó que esa política de autodefensa era terrorismo y violencia. Condenamos la violencia, pero creemos que el pueblo tiene derecho a defenderse si la legitimidad del uso monopólico de la fuerza se pierde. Y usted comprenderá que en este país, creo que es uno de los pocos consensos que existen, Carabineros, las FF.AA. y el gobierno hace rato que están perdiendo la legitimidad del uso de la fuerza que le hemos entregado democráticamente.

¿Por qué?

Porque hay violación a los derechos humanos, hay ocultamiento de información, hay obstrucción a la justicia, porque se especializaron en montajes, porque han hecho todo lo que en una democracia no es aceptable. Condenamos la violencia, pero no estamos dispuestos a darle un cheque en blanco a un gobierno que viola los derechos humanos para que salgan a seguir asesinando a nuestro pueblo.

Pero ¿cuál es la postura del PC frente a la violencia?

El PC ha sido enfática y claro: condenamos la violencia y en el mismo nivel, y con mucha fuerza, condenamos la violación a los derechos humanos del aparato del Estado. Hemos hecho un llamado al movimiento a aislar a los violentistas, es más, a desconfiar de los que llaman a la violencia, porque es probable que sean militantes de extrema derecha o funcionarios de gobierno que estén tratando de inducir a la violencia.

¿Usted no comparte entonces los dichos del senador Insulza que dice que la oposición confunde la protesta con la violencia?

Insulza confundió la democracia con la dictadura, cuando fue parte de los que pretendieron que se podía salir de una dictadura con la Constitución de la dictadura, con el modelo de la dictadura, con la impunidad para la dictadura y amarrando todo lo que amarraron para que las cosas nunca cambiaran.

En ese sector dicen que lograron hacer lo que se podía para ese momento histórico…

A ver, la salida pactada del 88 fue aceptada y firmada por ellos, que no digan después que no tuvieron la fuerza. En ese entonces el PC planteaba que la única manera de salir de la dictadura de manera legítima era con elecciones libres y con nueva Constitución. Nos demoramos 30 años en llegar exactamente a lo mismo.

¿Y no hay autocrítica del PC?

¿Por qué tendríamos que hacer nosotros alguna autocrítica?

Porque, por ejemplo, ustedes fueron gobierno durante cuatro años…

Y efectivamente ese fue el primer gobierno donde se instaló la gratuidad universitaria, tratamos de hacer una reforma laboral que fue coartada por el TC, tratamos de hacer numerosos cambios que la derecha boicoteó una y otra vez, como la reforma de pensiones. Le recuerdo que iniciamos un proceso de cambio constitucional que la derecha botó al basurero. Quizás si este gobierno no hubiera decidido echar al basurero el proceso constituyente, no habríamos llegado al 18 octubre.

En su comuna ha habido actos de violencia…

No ha habido muchos y algunos de ellos bastante dudosos. Efectivamente hemos tenido problemas, pero aquí hay mucho menos que en el resto de Chile. Mientras en el resto del país subía el costo de la vida hace siete años en Recoleta viene bajando el costo de la vida y viene poniéndose la dignidad de la persona al centro. Vamos a seguir insistiendo en que el movimiento no se deje permear por la violencia, pero también diciendo que el pueblo tiene todo el derecho a defenderse de fuerzas de orden y seguridad que ha perdido toda legitimidad para el uso monopólico de la violencia.

¿Cómo es defenderse de la violencia?

Mire, en el acápite 3 del preámbulo de la Declaración Universal de DD.HH. se afirma que el recurso supremo a la rebelión es un recurso que está establecido universalmente para aquellos pueblos que sufren opresión. Yo tampoco caigo en el juego de esta derecha que pretende construir un concepto de derechos humanos completamente original y funcional a su interés. Además, como chileno de origen palestino tengo absoluta convicción y claridad acerca del derecho a la autodefensa por todos los medios posibles que tienen los pueblos bajo presión.

¿Qué espera del plebiscito de abril?

Que gane el “apruebo” y la convención constitucional con una altísima votación, y que terminemos en octubre, que coincide con la elección de los alcaldes y concejales, escogiendo más de dos tercios de la convención constitucional para transformarla en algo lo más cercano a una asamblea constituyente.

¿El PC no se arrepiente de no haber participado del acuerdo que permitió este plebiscito?

Cuidado, nosotros participamos de la conversación, pusimos los temas, pero después no nos invitaron a la segunda reunión y nos llamaron cuando ya estaba cerrado, porque los temas que habíamos puesto no estaban dispuestos a instalarlos como la asamblea constituyente como opción. O sea, no estaban dispuestos a dar la única señal que le hubiera dicho a la ciudadanía ‘estamos considerando lo que plantean’. Nosotros estábamos por derribar la Constitución de Pinochet antes que todos los que hoy están de acuerdo en derribarla, partimos esto en el año 87, por lo tanto, no le acepto a nadie que nos venga a decir que nos restamos. Nosotros nos restamos de un acuerdo que es malo, que es insuficiente, y que además comete un error garrafal: le da la espalda a la ciudadanía.

¿Defiende entonces el rol del PC a pesar de las críticas?

¿Pero quiénes son los que critican?

Por ejemplo, los dirigentes políticos que dijeron que el PC “cometió un error histórico”…

Son los mismos que firmaron la salida pactada con Pinochet.

¿Qué rol va a tener el PC en adelante?

El mismo que hace 30 años. Estar en la calle, estar en la política y estar en todos los espacios que se abran para mejorar este país.

¿Eso significa, por ejemplo, no generará alianzas con partidos de la ex Concertación?

Eso se lo tienen que preguntar a ellos. Nosotros hemos estado en la tesis de armar la unidad social y política más amplia posible para seguir transformando Chile. Los primeros que dijeron que no podían ir con los comunistas a ninguna parte fue la DC, que apoyó el golpe del 73, que apoyó el golpe del 2002 en Venezuela y que, apoyado en la intervención norteamericana. Además, la directiva actual optó por convertir a la DC en vagón de cola de un gobierno fracasado de derecha. Después está el PPD, el PS y los radicales, ellos hicieron con Convergencia Progresista sin preguntarle a ninguno de sus exsocios y hoy día están tienen una crisis bien profunda. Por el otro lado está el Frente Amplio. ¿Para qué hablar del FA? Se partió, están en crisis. Participó del acuerdo un representante de ellos, que antes decía que no había que hacer nada sin las bases y dijo que había firmado el acuerdo constitucional a título personal. Ellos también definieron un camino propio. En ese escenario el PC hizo una alianza con los progresistas y los regionalistas verde social y hoy somos el único conglomerado que tiene un programa de gobiernos comunales, no con promesas, sino con iniciativas concretas.

¿Qué opina de esta nueva generación de políticos como Boric y Jackson?

En el FA decían que los comunistas éramos traidores y vendidos porque participábamos en política, que los partidos estaban obsoletos y que los que la llevaban eran los movimientos sociales. ¿Y hoy que están haciendo? Saliéndose los movimientos sociales, armando partidos, participando en política. Habría que preguntarle ¿qué pasó?, ¿se vendieron?, ¿traicionaron a su movimiento? Esta nueva generación nos llenó de esperanza en un minuto y se fue diluyendo con su accionar político errático, sin una línea clara, sin un proyecto país claro. El FA era una buena promesa, pero no respondieron y por lo mismo han tenido que sufrir una respuesta de la ciudadanía, que yo no valoro y no valido, porque no me gustan las funas de ningún color político.

Sename municipal e inauguración de inmobiliaria popular

Ha impulsado diferentes proyectos, como la “farmacia popular”. ¿Qué se viene para Recoleta?

Hemos llegado a la conclusión de que ningún hogar privado puede ofrecer a los niños, por más plata que le pasen, lo que una municipalidad les puede ofrecer. Por lo tanto, estamos proponiendo que el Sename sea municipalizado, que todas las comunas cuenten con hogares municipales para tener a nuestros niños bajo protección. ¿Por qué? Porque además de la plata que vamos a recibir del sistema, vamos a poner a disposición de ellos los centros deportivos, culturales, las escuelas, los consultorios. Eso lo propusimos hace dos años y hoy ya está listo el convenio con el Sename. Y en marzo inauguramos la primera casa que va a acoger a 12 jóvenes, entre 14 y 17 años, con un nivel de prestaciones y de sistema de seguridad y protección que no se había visto antes.

¿Y la inmobiliaria popular?

La primera semana de abril van a estar viviendo los primeros residentes que van a pagar de arriendo entre 50 mil y 140 mil pesos mensuales, según sus ingresos, por un departamento de tres dormitorios completo, living-comedor, terraza, bodegas y logia, además de espacios comunes y salones multiuso.

Fuente: LaTercera.cl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *