La arremetida de la defensa de Piñera y Mañalich para remover al fiscal que investiga muertes por Covid-19 tras querella de Jadue

En una lata presentación de 15 páginas, los abogados que representan ante la justicia al Presidente Sebastián Piñera, al ex ministro de Salud Jaime Mañalich y a los subsecretarios Paula Daza y Arturo Zúñiga, en la investigación penal abierta tras por las muertes en la pandemiasolicitaron al fiscal nacional Jorge Abbott que cambie al fiscal que actualmente lidera estas indagatorias por supuestamente “haber perdido objetividad”.

Hace tres meses, el investigador de la Fiscalía de Alta Complejidad Centro Norte, Marcelo Carrasco, fue designado para tramitar esta causa, que se abrió luego de que se declarara admisible la querella presentada por el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue (PC). El origen del reclamo de los defensores Samuel Donoso, Gabriel Zaliasnik y Eduardo Riquelme está en una audiencia desarrollada el 23 de julio ante el Sexto Juzgado de Garantía de Santiago. En ésta se discutía si el edil tenía legitimación activa al haber presentado una querella como persona particular y no en representación de víctimas que hayan fallecido durante el periodo a causa del Covid-19 en su comuna.

Ese día, el tribunal dio la razón al Ministerio Público, que apoyó que tanto Jadue como los otros dos concejales comunistas que presentaron acciones judiciales continuaran como querellantes, destacando su rol como puente con las personas que aparecen como eventuales víctimas de los actos que se denunciaron respecto a los delitos de cuasidelito de homicidio, denegación de auxilio y abandono de destino en base a 62 fallecimientos en recintos asistenciales de esa comuna.

Tras la resolución, los defensores recurrieron a la Fiscalía Nacional acusando que en la audiencia el fiscal Carrasco y su abogado asistente profirieron opiniones que vulnerarían el principio de objetividad que debe regir en un investigador del Ministerio Público, por lo que solicitaron un cambio de persecutor. En particular, según la presentación a la que accedió La Tercera PM, existe una frase que habría molestado bastante a la defensa y que es destacada en su escrito.

“Lo que evidencia la parcial e interesada posición del fiscal a cargo en orden a propender a la intervención procesal en la investigación del señor Jadue y otros militantes del Partido Comunista, es que señaló sin pudor alguno que ’somos objetivos, lo que no podemos hacer su señoría es simplemente (ser) neutrales en un caso como este’. Señor fiscal nacional, la gravedad de esa afirmación por sí sola amerita acceder a esta solicitud. Es hacer letra muerta del principio de objetividad a sabiendas del nulo o escaso control que existe en nuestro ordenamiento a este tipo de infracciones”, sostienen Donoso, Zaliasnik y Riquelme en su presentación.

En suspenso

Aún la decisión de Abbott está pendiente, pero desde el interior del Ministerio Público descartan de plano que se haya incurrido en una falta que amerite el traslado de la investigación penal. De hecho explican que esa frase no quita imparcialidad en el actuar de Carrasco, ya que sólo propende a ratificar la objetividad del ejercicio de la acción penal que busca promover los intereses de la víctima y que dice que ellos “no son neutrales” frente a la correcta interpretación de las normas procesales.

De hecho, quienes conocen la trayectoria de Carrasco recuerdan que investigó con celo, hace un par de años, a los propios dirigentes de Partido Comunista por un presunto contrato simulado que denunciaron abogados del PRI. “En esa oportunidad, el fiscal Carrasco realizó todas las diligencias necesarias y las solicitadas en ese entonces por los querellantes, porque así actuamos los fiscales. Investigamos sin miramientos de quién tenemos al frente, como dice la ley, y procurando recabar antecedentes que permitan acreditar y también descartar responsabilidades penales. Es un viejo truco de defensa cuestionar la objetividad”, dice un compañero de labores de la Fiscalía Centro Norte.

Uno de los hechos que las defensas de Piñera, Mañalich, Daza y Zúñiga cuestionan es que Carrasco y su abogado asistente llegaron muy preparados a la audiencia. “Impresiona que hayan decidido, dentro de sus diversas ocupaciones y prioridades, acometido con especial celo el apoyar a la parte querellante y asegurarse que prosperare su querella. Es decir, dedicar una cantidad importante de tiempo funcionario a la preparación de una intervención sin interés para el Ministerio Público”, dicen en su escrito. Desde la Fiscalía se comenta que todos los fiscales, en especial de Alta Complejidad, preparan sus audiencias, por lo que descartan también que dicho argumento sirva para sostener la pérdida de objetividad.

Los abogados incluso califican que la intervención del Ministerio Público a favor de que permaneciera como querellante el alcalde Jadue tuvo excesos argumentativos. “Otro exceso argumental que revela el compromiso y parcialidad de los fiscales a cargo de la investigación, fue sostener que tratándose de cuasidelitos de homicidio atribuidos a funcionarios públicos en el contexto de la pandemia de COVID 19 (sin indicar por cierto deberes de cuidado infringidos, ni nexo de causalidad alguna) estaríamos frente a un delito contra la probidad”, lo que a juicio de los defensores es forzar al máximo la interpretación de la ley.

Fuente: LaTercera.cl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *